Bienvenido al Blog de "Historias Para Meditar"

Haz un alto en tu camino y viaja con nosotros a otros lugares y otros tiempos: Un momento de reflexión en la jornada diaria...

Un Saludo de los Narradores de "Historias Para Meditar"

Meditar, consiste en reflexionar aplicando algo de imaginación a lo que se examina. Su finalidad es aprender algo que no siempre salta a la vista en un primer vistazo...

Esperamos conseguir con este sitio, proveerte de una fuente de "meditaciones" que te ayuden en tu vivir cotidiano y que el viaje haya sido sido ameno, divertido y sobre todo positivo para ti. ¡Vuelve pronto!


Tus amigos David Lopez-Cepero y Mari Nieves Cintado

4 de diciembre de 2008

Ella era Especial

Ella fue tan especial para mí, que hasta podría decir que si no la hubiera conocido, mi vida no habría tenido sentido, fue mi primer amor, el más impactante... pero debo reconocer que el final de la historia fue una falsa ilusión....

¿Cómo la conocí? Ella es varios años mayor que yo; cuando llegué a este planeta ella era muy joven, inexperta quizás, vivía en mi casa porque mis padres así lo decidieron; no tenía donde vivir y ellos le ofrecieron nuestro hogar. Pensaron que aparte de ser una agradable compañía, seria una buena niñera, y no se equivocaron, algunas de mis primeras palabras me las enseñó ella.

Por las noches nos contaba historias fascinantes y toda mi familia estaba pendiente de cada cosa que decía. En algunas ocasiones la miraba a escondidas sin que se diera cuenta, en cierta forma, inconscientemente, yo deseaba ser como ella, influyó mucho en mi forma de ser, de hablar de vestir y hasta de pensar. Su belleza era misteriosa.

Con el paso del tiempo su forma de ser fue cambiando, hubo ocasiones en que mi mamá no permitía que terminara de contar sus historias. En casa nadie fumaba, pero ella lo hacía y nos invitaba a hacerlo, así como a probar diferentes marcas de vinos y cervezas. Yo nunca le hice caso, pero mi hermano, en ocasiones, si que siguió sus consejos.

Nos empezó a hablar de sexo de una forma morbosa y sucia, aunque no nos dábamos cuenta de sus verdaderas intenciones, y eso me entristecía. Me entristecía ver que mi papá sabía que nos estaba dando malos ejemplos pero no le llamaba la atención. Mi mamá se lo hacía ver pero él no hacía caso y hasta se enojaba.

A veces yo no entendía por que molestaba a mamá su presencia, pero era que ella estaba tomando demasiada confianza. Creía ser de la familia cuando no lo era. Mi mamá me pidió por mi propio bien que ya no tuviera tanto contacto con ella, pero en cambio mi papá se la pasaba hasta altas horas de la noche con ella, y en su habitación solo se escuchaban risas y diversión entre ellos mientras mamá se consumía de celos. Yo comenzaba a desear que se fuera de la casa aunque algo más me hacía desear su presencia.

Un día, después de hablar con mi mamá, hicimos un plan para que abandonara la casa. Mi papá al enterarse de ello se enojó, pero después de dialogar entre todos, se dio cuenta que fue lo mejor que pudo pasar. Extrañábamos sus historias, pero ahora podíamos hablar entre nosotros.

Al marcharse de casa no supe a dónde se dirigió exactamente. Sé que mucha gente la ve con frecuencia, y eso me llena de miedo. Ella, llama la atención allá donde esté y es tan seductora que fácilmente te la llevas contigo. Su belleza logra todo lo que se propone...

Ten mucho cuidado con ella porque estoy seguro que ya la has visto en tu propia casa ¿Cómo se llama? Su nombre es simplemente este: Televisión.

Autor: Paco Palafox

3 comentarios:

Isa dijo...

¡Buenísimo! ¡bravo por Paco! y gracias a ti querido Peregrino por ponerlo en este post.
Un fuerte abrazo.

El Peregrino dijo...

Si, Paco estuvo imaginativo, y peligrosamente cercano a la realidad de algunos hogares uff (ji,ji)

Abrazos para ti, amiga

Luis Enrique Alvarado dijo...

Muy buena amigo jejeje creo que ya tiene una prima hermana que se llama computadora jejeje.

Saludos
Atte.
Luis E. Alvarado

Gracias por tu visita. Toma libremente lo que quieras de este blog.

Licensed by Copycristian